Blog

OCT
25

PULP, de Ed Brubaker y Sean Phillips

Contundencia garantizada
PULP, de Ed Brubaker y Sean Phillips

El equipo creativo formado por el guionista Ed Brubaker y el dibujante Sean Phillips es prolífico y sensacional. Abanderados del género negro más contundente, sin salidas fáciles, sus cimientos son las situaciones extremas y sus ladrillos los personajes desesperados, hundidos y / o amorales. Obras de enorme éxito y calado entre los lectores como Criminal, Fatale o Kill or be killed son buenas muestras de todo ello.
Pulp es un tiro corto, a quemarropa, que muestra una vez más las cualidades de ambos para la narración atrapante; una historia más breve de lo habitual pero igual de demoledora. La acción transcurre en Nueva York, en 1939, y su protagonista, Max Winter, es un escritor de pulps western de corazón achacoso y antigua vida tumultuosa que anadea en una existencia que le resulta insípida y frustrante, aunque no exenta de un hálito de esperanza. Entrelazando con gran tino la nostalgia, los recuerdos de Max, su alter ego literario Red River Kid, y la trama propia de la acción que se nos presenta, la “aventura” de este viejo pistolero reconvertido se nutre con las esencias de la depresión económica, la literatura barata y la carrera sin aparente freno del nazismo, con atención a su conexión neoyorquina. En un número de páginas tan limitado como son sesentaypocas, el buen oficio narrativo de ambos autores es capaz de desglosar estos elementos y aún otros como las historias de atracos, o el sentido rocambolesco de la justicia. Muchos autores necesitan de más espacio para conseguir algo parecido.
Aun a riesgo de sonar a mantra sobado, podemos decir sin equivocarnos que Pulp es una historia crepuscular en toda regla. Y magnífica. Una muesca más en los logros de esa gente, Brubaker y Phillips, que prácticamente nunca defrauda.

Volver a noticias